El FC Barcelona consigue a duras penas una victoria contra el Dinamo de Kiev

Ronald Koeman

A pocos días de El Clásico, el FC Barcelona apenas pudo conseguir una victoria contra el Dinamo de Kiev en la Liga de Campeones.

El FC Barcelona necesitaba realmente una victoria esta noche contra el Dinamo de Kiev si quería ganar confianza de cara a El Clásico del domingo. Tras dos derrotas consecutivas por 3-0 en sus dos primeros partidos, los blaugranas pondrían sin duda en peligro su futuro en este torneo si se producía otra derrota. El Camp Nou estaba más vacío que de costumbre, con muchos seguidores todavía descontentos por tener a Ronald Koeman todavía como entrenador.

Esperaban ver jugar de inicio a jugadores clave como Ansu Fati o Sergio Agüero. Sin embargo, el técnico holandés publicó la alineación inicial para desgracia de todos, con Luuk de Jong como delantero una vez más. Ni que decir tiene que el ex jugador del Sevilla desaprovechó todas las ocasiones que tuvo en los 45 minutos que estuvo sobre el terreno de juego. Hubo dos oportunidades concretas en las que demostró por qué no tiene nivel para jugar en este club. Koeman le dio otra oportunidad y la volvió a desaprovechar.

Piqué entra para salvar el día.

Durante un partido en el que se siente la sensación de urgencia, Gerard Piqué tiende a jugar como delantero en los últimos minutos de la segunda parte. Sin embargo, jugó en esta posición casi desde el principio y obtuvo una recompensa al principio del partido. A falta de 10 minutos para el final, Piqué marcó el único gol del partido que dio al Barcelona la vida que quería. En la segunda parte, Koeman dio entrada a Coutinho y Ansu Fati para que ayudaran al equipo, pero no tuvieron suerte de cara al gol.

A pesar de una gran mejora en la delantera, los blaugranas no fueron capaces de asegurar el segundo gol con muchas ocasiones perdidas que lamentar. Incluso Sergio Agüero tuvo su oportunidad de debutar en la Liga de Campeones con el Barcelona, pero tampoco consiguió marcar la diferencia. A pesar de conseguir una victoria esta noche, las sensaciones para el próximo domingo no cambian. O mejoran drásticamente o el Real Madrid marcará al menos tres goles en el Camp Nou.